Cuando nacemos, lo hacemos con ciertas predisposiciones biológicas,pero sin lugar a dudas lo que tiene una mayor importancia son las experiencias que vamos teniendo a lo largo de nuestra vida,que es lo que acaba formando nuestra personalidad actual.

Por ello, se considera que nuestros problemas emocionales son el resultado de un mal aprendizaje.

Desde la Terapia Cognitivo- Conductual se enseña a los pacientes, técnicas y estrategias más útiles,que les ayuden a poder enfrentarse y solucionar aquello que temen.  La diferencia principal respecto a otras Terapias Psicológicas es su eficacia científica, demostrada a través de los resultados de múltiples investigaciones clínicas.