Razones para vivir

Razones para vivir

Muchas veces pasamos por etapas más o menos largas, donde nos sentimos con un estado de ánimo bajo, parece que nada sale bien en nuestra vida y que todo son piedras que se ponen en nuestro camino. No valoramos lo positivo que tenemos a nuestro alrededor, incluso nos cuesta darnos cuenta de ésas grandes o pequeñas cosas que son tan importantes.

Por ello, ésta semana quiero proponeros  un ejercicio, que aun siendo utilizado para casos muy concretos de depresión, considero que es muy positivo para todas las personas.

Se trata de que busqueis un momento en el que podais estar tranquilos, en silencio, y en el que podais centraros en la tarea. Coged un bolígrafo y un papel y anotad cuales son los aspectos positivos de vuestra vida, áreas que aunque alomejor en éste momento no las esteis disfrutando tanto como quisierais, si que forman parte de vosotros. Desde la familia, amigos, trabajo, estudios, ocio… cualquier área que os aporte cosas buenas.

Cuanto más específico se haga mucho mejor; es decir, en lugar de poner algo general como mi familia, mi pareja. Es mejor que busqueis aquellas cosas que os hacen feliz dentro de ése área. Desde los abrazos de mi madre, la sonrisa de mi pareja, la comprensión de mi hermana…  Y así con cada una de los sectores que forman parte de vuestra vida; Amigos, trabajo, ocio.

Me gustaría que os fijarais también en ésas pequeñas cosas de vuestra vida; desde leer un libro, prácticar algún deporte, pasear por la playa, comer vuestro plato preferido. Son aspectos que aunque en ocasiones no se valoran lo suficiente, sin lugar a dudas nos ofrecen una amplia variedad de sensaciones, emociones y disfrute, que hacen de nuestra vida algo mejor.

No os centreis solamente en lo positivo que hay actualmente, si no también en lo que nos espera en un futuro próximo; empezar un curso de inglés, un viaje previsto para el verano, etc.

Una vez detallada la lista, guardarla y leerla en aquellos momentos en los que por cualquier motivo vuestro estado de ánimo es más bajo. Yo ya tengo mis razones para vivir, ¿ Cuáles son las vuestras?

Y recordar que la felicidad está en valorar la grandeza de las pequeñas cosas

 

Beatriz Pérez Vélez